Receta de alas de caoba | Culinaria de Leite

Cuando desee algo como lubina casera, no hay opción mejor que las alas de pollo de caoba. Esta receta fue prácticamente de las mejores alas de pollo que he probado en mi vida, y recuerda bastante a lo que conseguirías en una fuente de Pu-Pu. Todos y cada uno de los sabores son increíbles. Combinan bien con ese toque de dulzura, mas sale mucho ajo con cada mordisco.

Mariné mis alas de pollo a lo largo de la noche, colocándolas en una bolsa de plástico que podría sellar al vacío (use un protector de comestibles o bien un dispositivo afín), lo que verdaderamente ayuda a que el aliño penetre en las alas (más o menos dieciocho horas en conjunto). Me aseguré de preparar mi bandeja para enhornar con papel de aluminio y un tanto de aceite en spray, puesto que sabía que serían bastante pegajosos y no deseaba hacer tanta limpieza. ¡Y estaban, mucha caramelización en el fondo de la sartén! Enhorné las alas en el horno, virando y salpicando cada ocho-nueve minutos, a lo largo de cuarenta y cinco minutos, unos minutos más de lo que solicitaba la receta, para conseguir esa piel crepitante.

Estas alas no precisan un chapuzón y quedan perfectas fuera del horno. Bien conjuntado con una lager local.

Deja un comentario