Receta de helado de calabaza | Lepilar

Esta receta de helado de calabaza es tan simple y también infalible que todo cuanto debe preocuparse es de qué forma tener suficiente moderación para no derribar todo antes que lleguen los convidados. O bien aun antes que llegue el otoño. Una opción alternativa inspirada y sin gluten a la tarta de calabaza.

Un recipiente de metal lleno de helado de calabaza y una bola de helado de metal descansando en su interior.

Sí, helado de calabaza. Pese a que la insensatez de las condimentas de calabaza nos ha dejado a ciertos menos que encantados con las condimentas de calabaza, esta receta de helado de calabaza nos ha influido. Es picante con jengibre, canela y nuez moscada y edulcorado con melaza y azúcar morena. De forma perfecta, podríamos añadir. No tiene gluten, naturalmente, con lo que es un postre festivo que cualquiera puede comer en la mesa. Y es tan bello que puede hacerte olvidar el pastel. –Renee Schettler

Helado de calabaza

Un recipiente de metal lleno de helado de calabaza y una bola de helado de metal descansando en su interior.

Esta receta de helado de calabaza es tan simple y también infalible que todo cuanto debe preocuparse es de qué forma tener suficiente moderación para no derribar todo antes que lleguen los convidados. O bien aun antes que llegue el otoño. Una opción alternativa inspirada y sin gluten a la tarta de calabaza.

Editores de Williams-Sonoma

Preparación treinta min

Cocinar diez min.

Total 4h30

  • En una cacerola fuera del fuego, combine 1 1/2 tazas (doce onzas / trescientos setenta y cinco mililitros) de crema, azúcar morena y melaza y revuelva para conjuntar.
  • En un tazón, mezcle las yemas de huevo, la canela, la nuez moscada, el jengibre y la 1/2 taza (cuatro onzas / ciento veinticinco mililitros) sobrante de crema hasta el momento en que se mezclen.

  • Coloque una cacerola a fuego medio y cocine, revolviendo a menudo con una cuchase de madera, hasta el momento en que se formen burbujas cerca de los bordes y el azúcar se disuelva, de cuatro a cinco minutos. No permitas que la mezcla hierva.

  • Retire de manera inmediata del fuego y, batiendo continuamente, vierta de manera lenta la mezcla de leche caliente en la mezcla de yema de huevo. Cuando se haya incorporado la mayoría del líquido caliente, vierta de manera lenta la mezcla de yema tibia en la olla, sin dejar de batir continuamente. Ponga la cacerola a fuego medio y cocine, revolviendo continuamente, hasta el momento en que la crema pastelera [Editor’s Note: Congratulations! You just made a custard!] suficientemente grueso para cubrir el reverso de una cuchase, de cuatro a cinco minutos.

  • Vierta la crema pastelera caliente por medio de un colador en un recipiente limpio, exprimiendo suavemente el líquido a través del colador con el reverso de la cuchase. Añade el puré de calabaza y la vainilla a la crema hasta el momento en que se mezclen.
  • Coloque el recipiente con la crema en un recipiente más grande lleno hasta la mitad con agua helada y deje enfriar a lo largo de treinta a cuarenta y cinco minutos. Ponga un pedazo de envoltura de plástico de forma directa sobre la superficie de las natillas y refrigere a lo largo de por lo menos tres horas y hasta veinticuatro horas.

  • Prepare una máquina para hacer helados con una capacidad de por lo menos 1 cuarto de galón (1 litro) conforme con las instrucciones del fabricante. Vierta la nata en la máquina para hacer helados y bata hasta el momento en que la nata adquiera la consistencia de una crema batida compacta. Trasfiera a un recipiente de plástico para congelador, cubra bien y congele hasta el momento en que esté recio, por lo menos tres horas o bien hasta tres días.

* ¿De qué forma ablandar el azúcar moreno?

El azúcar moreno es azúcar blanco con la adición de melaza, que añade un sabor a caramelo y un tanto de suavidad cuando se cocina. Mas, en contraste al azúcar blanco, empieza a secarse tan pronto como abres la bolsa sellada. Tiene un tanto más de humedad que el azúcar blanco, con lo que se aprecia la sequedad considerablemente más veloz, en especial cuando llega a ese estado duro. ¿Entonces lo que hay que hacer? Primero, guárdelo apropiadamente a fin de que no se seque demasiado primeramente. Una bolsa de plástico con cremallera con todo el aire expulsado marcha realmente bien para ello. Para mayor protección, asimismo va a ayudar a hacer reventar una rebanada de pan blanco o bien un malvavisco grande y esponjoso. Si se perdió este paso de almacenaje y ahora tiene una roca cobrizo suave, está bien. Ponga el azúcar en un recipiente de vidrio y cúbralo con un cuadrado doblado de toallas de papel húmedas, colóquelo en el microondas y caliéntelo una o bien un par de veces en aumentos de veinte segundos. Asimismo puede añadir una rebanada de pan fresco, ciertas rebanadas de manzana o bien un oso de azúcar a su bolsa de azúcar si no tiene prisa por cocinar.

Tamaño de la porción: 0.5 taza Calorías: trescientos treinta y siete kcal (diecisiete%) Carbohidratos: veintisiete g (nueve%) Proteínas: tres g (seis%) Grasas: veinticinco g (treinta y ocho%) Grasas saturadas: quince g (noventa y cuatro%) Grasas poliinsaturadas: 1 g Grasas monoinsaturadas: ocho g Colesterol: ciento noventa y siete mg (sesenta y seis%) Sodio: treinta y seis mg (dos%) Potasio: doscientos veinte mg (seis%) Fibra: 1 g (cuatro%) Azúcar: veintitres g (veintiseis%) Vitamina A: cinco mil setecientos noventa y cinco UI (ciento dieciseis%) ) Vitamina C: dos mg (dos%) Calcio: ochenta y siete mg (nueve%) Hierro: 1 mg (seis%)

Reseñas de probadores de recetas

Publicado originalmente el veintitres de noviembre de dos mil quince

Receta © 2015 Williams-Sonoma Publishers. Fotografía © dos mil quince Robyn Lehr. Reservados todos y cada uno de los derechos. Todos y cada uno de los materiales empleados con permiso.

#leitesculinaria en Instagram Si hace esta receta, tome una fotografía y añada un hashtag #LeitesCulinaria. Nos encantaría ver tus creaciones en Instagram, Fb y Twitter.

Deja un comentario